Innovando con la Motivación

Viernes, 11 Enero 2013 Tags: ,
| Publicado en la categoría Novedades | No Comments »

La motivación es el  combustible del motor de cualquier persona para llevar adelante su plan de vida.

El empresario la necesita para llevar adelante su empresa, el emprendedor para hacer florecer su proyecto, la persona sin trabajo recurre a ella para buscar y encontrar trabajo, el estudiante la explota al máximo para construir su futuro…. Cuando una persona se queda sin motivación se siente como un barco a la deriva, no hay nada en su interior que la motive, que le haga ponerse en movimiento para pasar a la acción, se queda  sin unas bases sólidas para tomar decisiones, y si esto ocurre,  ¿Qué opción queda? ¿Qué es lo que se puede hacer? La propuesta parte de la afirmación siguiente,

La motivación se crea, se transforma y se destruye

¿Qué se necesita para crear motivación? Para crear motivación se necesita creer,  CREER en uno mismo, creer que en el interior de cada persona está la opción de crear la propia motivación, creer que cada persona es responsable de su propia motivación, y, ¿cómo se hace para CREER en uno mismo? Hay que empezar por,

  • Darse valor a uno mismo, en el sentido de tomar consciencia de aquellas cosas que se hacen y que funcionan,
  • Desmontar viejas creencias – tipo yo soy así y no voy a cambiar –,
  • Permitirse aprender de los errores (no hay fracaso solo aprendizaje),
  • Conectar con la pasión, con los sueños.
  • Aceptarse tal y cual uno es, ya habrá tiempo de modificar, de mejorar, de afinar en cada uno, pero empezamos por la aceptación,
  • Afrontar los miedos internos y los externos con valentía, con iniciativa,
  • Retarse cada día para cultivar la capacidad de superación en uno mismo.

Las distintas escuelas de psicología presentan diversas teorías sobre donde se origina la motivación y su efecto en nuestra conducta. Todas aportan, desde diferentes perspectivas, conceptos que explican cómo se origina. No es mi propósito disertar sobre todas y cada una de ellas. Pero si preguntar,

De dónde viene la innovación

¿De donde viene la motivación? ¿De fuera? ¿De dentro? ¿De la izquierda? ¿De la derecha? ¿De arriba? ¿De abajo?

Realmente a la motivación le pasa como a esos barquitos metidos en botellas, que son percibidos con naturalidad verlos dentro pero se desconocen los procedimientos, experiencias, tiempo y esfuerzo que fueron necesarios para introducirlos. No existe el mismo barco para cada persona, la motivación es única, y depende en gran parte de las experiencias previas de cada persona que son las que dan forma a la botella con sus intereses y sus motivadores, sus necesidades, su situación y sus alternativas actuales. No existe una motivación de las personas, sino una motivación para cada persona en un momento y contexto determinados

Lo que realmente hace que se consigan resultados extraordinarios viene generado por la motivación interna, aquella que se basa en nuestro deseo natural de dirigir nuestra propia vida, de mejorar en nuestra vocación y de ayudar a construir cosas que vayan más allá de nuestra realización personal. La persona del siglo XXI -del que no se busca obediencia sino compromiso-, se motiva si,

  • Se le permite trabajar autónomamente (Autonomía),
  • Si se le permite mejorar en su especialidad (Maestría)
  • Y si tiene la certeza de que su trabajo vale para algo, es decir, de que su labor en la empresa permite a ésta ofrecer un producto o servicio realmente significativo (Propósito).

La motivación nos conduce a definir metas y objetivos, profesionales y personales. Una persona que no se propone objetivos o metas, por definición, es una persona desmotivada, y a menudo, desanimada. Disfrutan y se sienten más implicadas, por ejemplo en el trabajo, las personas que se marcan sus propios objetivos diarios, semanales, etc.

La motivación crece si nos marcamos metas alcanzables, concretas, realistas, que sean acordes al movimiento de nuestra vida, siendo esta meta la que nos va a permitir avanzar y la que nos aleja de pensar en los problemas.

Realmente la motivación es tener motivos para….., contar con un propósito para…., tener un buen carburante para hacer el viaje planificado, teniendo en cuenta que a veces habrá que parar a repostar, y volver a empezar para poder seguir disfrutando del camino.

La motivación es un factor en movimiento, por lo que es conveniente atenderla y mantenerla como tal, es decir, no siempre se funciona con un nivel de motivación intenso, en ocasiones hay que confiar que la motivación va a llegar después….confiar en uno mismo…Cuando nos exigimos estar motivados para pasar a la acción estamos poniendo mucha presión en nosotros mismos. Y puede ser que esto sea la causa del bloqueo de motivación.

Es realmente interesante conectar con la propia motivación y conocer cuales son los motivos que hacen que cada mañana te levantes y te pongas en movimiento, y cuando lo hagas, compártelo con los demás, con tus relaciones mas cercanas, con tu entorno, con tus compañeros de trabajo, con tu familia, con tu comunidad, compártelo, ya que,

La motivación se transmite, se contagia

Maribel Anguita – Coach

@MaribeliaMoving

 

Dejar un comentario

LA
ASOCIACIÓN

DATOS DE
CONTACTO

C/ Jáuregui 4-6 local b
41003 - Sevilla
Tel: 954 53 18 07
Email: info@aagit.org

Síguenos en Facebook, Twitter y Youtube

SUSCRIBIRSE AL
BOLETÍN DE NOTICIAS

ÚLTIMOS
TWEETS

Twitter: coitta_aagit